Agustín Arteta en calidad de partner de BYBOSSY&PARTNERS colabora en el proyecto  del arquitecto paisajista y diseñador  Artur Bossy  de una vivienda unifamiliar que ahora os presentamos.

La singularidad del emplazamiento de esta vivienda, con vistas a las montaña y la pendiente natural del terreno, hacen de este enclave la pauta esencial desde la que se origina el proyecto. El edificio se engloba dentro de un prisma en forma de T de líneas puras en contraposición con un proyecto paisajista orgánico .Una gran lamina de  agua y pérgolas oportunamente dispuestas  aportan un microclima previamente estudiado en toda la vivienda, en esencia arquitectura bioclimática.

El volumen “vertical” con fachadas  orientadas a N/S respectivamente hace la función de zona de día El volumen “horizontal”, con  fachadas orientadas E/O recoge la zona de noche. El encuentro entre ambos volúmenes origina los accesos verticales de la vivienda.

La arquitectura es de gran sencillez donde el vidrio es el claro definidor de  un modelo de vivienda abierta y el color blanco el elemento integrador que permite concebir el conjunto arquitectónico  como una única lectura, la integración o simbiosis entre una naturaleza que se adentra en la vida de la casa y un interiorismo que sale a convivir con ella.

El paisajismo proyectado como la propia vivienda se adaptan al terreno para evitar en todo caso movimiento de tierras masivo. La zona libre de construcción  se resuelve con vegetación autóctona en combinación con la singularidad rocosa del área , para facilitar el mínimo mantenimiento posible.