Jugando con los conceptos “interior/exterior”, se busca una estética coherente, basada en la funcionalidad, sustentada en las necesidades del cliente.