Proyecto conceptual, basado en la leyenda del barco fantasma. Consta de 150 habitaciones, gran hall de 50m de altura libre, diferentes salones, embarcadero propio, helipuerto y todo tipo de servicios.

Ejecutado en acero y vidrio, esta pensado por su singular emplazamiento, como referencia visual en el acceso aéreo, a la Isla caribeña de St. Martin.